Viernes

Al fin viernes. Esta mítica frase se pasea hoy por la cabeza de muchas personas.

En Textual nos hemos inspirado en este día de la semana para nuestra nueva entrada del blog.

Viernes tiene su origen etimológico en la expresión latina Veneris dies (día de Venus). Del mismo modo, lunes es el día de la Luna (Lunae); martes, de Marte (Martis); miércoles de Mercurio (Mercurii); y jueves (Iovis) de Júpiter. Sábado y domingo reciben los influjos hebreo y cristiano respectivamente y su etimología es más compleja.

El castellano prescindió de la palabra día que sí se conservó en otras lenguas románicas como el francés (vendredi), el catalán (divendres) o el italiano (venerdi). Después se perdió también la segunda e de veneris y se produjo la metátesis entre /n/ y /r/. En gallego y asturiano este fenómeno no se dio y se conservan las formas venres y vienres respectivamente. Finalmente la primera e causó diptongo: viernes. Y hasta aquí la evolución fonética de la palabra.

Tras conocer su procedencia, no queremos dejar de reseñar la definición de viernes que aparece en el primer diccionario castellano, el Tesoro de la lengua castellana o española, de Sebastián de Covarrubias de 1611, todo un hito en la historia de la lengua y cultura españolas, que tristemente pasó sin pena ni gloria en su época.

VIERNES, vno de los dias de la semana, dicho assi por los Gentiles, en honor de la diosa Venus, o del planeta Venus. La Iglesia Catolica le dio nombre de sexta feria, y en ella hazemos remembrança de la passion, y muerte de nuestro Redemptor Iesu Christo, y con mas particularidad el dia del Viernes Santo. Los Viernes por esta razon, son dias de penitencia, y nos abstenemos de comer carne y grosura, y fuera de los Religiosos, muchos seglares deuotos añaden el ayuno. Prouerbio. Achaques al Viernes por no ayunarle. La semana que no tiene Viernes. Todas le tienen, pero en razon de la abstinencia dezimos no auer Viernes, quando la Pasqua de Nauidad cae en este dia.

Siempre se aprende algo de los clásicos.

En este punto, y como referencia literaria, no podemos dejar de acordarnos del célebre personaje Viernes de la genial novela de Daniel Defoe, Robinson Crusoe. Es, sin duda, uno de los más simbólicos de la literatura universal, nombrado así porque fue precisamente un viernes cuando el náufrago encontró a este indígena caníbal en la isla en la que tuvo que permanecer, nada más y nada menos, que veintiocho años.

El neologismo juernes, que quien sabe si algún día será admitido por la RAE…, nace de la necesidad de crear nuevos días de la semana para cubrir las emergentes exigencias del lenguaje moderno. El juernes es en lo que se acaba convirtiendo un jueves normal cuando, tras cenar con unos amigos, la noche se te va de las manos y acaba transmutándose en una noche de viernes, pero teniendo que ir a trabajar al día siguiente. (Ese es el máximo inconveniente que tiene).

Nos despedimos recordándoos que salvo que la mayúscula venga exigida por la puntuación, los nombres de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año se escriben siempre con minúscula inicial. Podéis ampliar la información en la web de la Real Academia Española.

¡Feliz viernes!

Comenta esta entrada de blog

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>